#Destino Dublin - Semana 3

jueves, 4 de agosto de 2016

Hola a todos,

Penúltima entrega sobre mi experiencia en este viaje. ¡Espero que os guste!



Mi tercera semana allí empezó con un día cien por cien libre de clases y con un sol de justicia para estar tan al norte, así que aproveché para hacer un poco de turismo por la ciudad. Se me hacía raro no estar acompañada de mi compañera de cuarto, de hecho la echaba de menos, pero por suerte todo el mundo allí era tan simpático y tan amable que no me costaba encontrar a alguna persona que quisiera venir conmigo a dar una vuelta por ahí.

La mayoría de la gente que conocía se quedaba menos tiempo que yo, por lo que esa fue una semana algo triste, sabiendo que al final tendría que decir adiós a muchos de mis compañeros y a muchos amigos.
Como quería tener un recuerdo especial que guardar del viaje, a parte de todas las fotos, decidí comprar una bandera de Irlanda, para que aquellos con los que había pasado tiempo, compartido momentos y vivido cosas pudieran firmarla. Uno de mis amigos más cercanos allí se iba esa semana, así que aprovechamos para quedar todas las veces que pudiéramos para visitar sitios que queríamos como el Irish rock'n roll museum experience o el antiguo estudio de grabación de U2 en Dublin.
Nos lo pasamos como enanos en los dos sitios. Parecíamos niños pequeños.

En cuanto a las clases, esa semana era una semana un poco especial en la escuela, cada 6 semanas incrementan el nivel de las clases, y esa semana tocaba acabar el nivel, a parte de terminar los temas del libro, de dar las clases normales y de acudir a las clases específicas de diferente temática (que puedes elegir tu, según tus intereses), tuvimos que hacer un test de progreso, para acreditar que habíamos pasado de nivel.

No fue una semana especialmente dura, de hecho, tras tres semanas allí, apenas tenía que esforzarme en poner atención para enterarme de todo lo que se hablaba allí. 

Ese sábado, la EF organizó una actividad un tanto particular: El día temático de Irlanda. Decoraron la escuela con banderines, tréboles, y el personal encargado de las actividades se disfrazó con gorros y flores. Todo pensando para pasar un día divertido. Hasta el menú de la cafetería tenía una opción típica irlandesa.

El fin de semana llegó antes de que me pudiera dar cuenta y me tocó despedirme de más de la mitad de la clase, pues ninguno estaría allí la semana que viene. Era gente que había llegado a la par que yo, por lo que estaba muy apegada a ellos, y los he echado de menos el resto del viaje. Una de las cosas que más me fascina de este tipo de cursos, es que la gente no aprende solo el idioma que ha ido a estudiar, con el contacto con gente de otros países, yo aprendí un montón de cosas que no sabía, palabras que no conocía (y un montón de palabras que mejor no decir mucho XD).

El domingo decidí aprovechar el día y me fui a visitar un lugar que tenía muchas ganas de ver desde el principio del viaje: el Museo de Historia y de las Artes decorativas, un lugar que para mi fue como visitar Disney Land. Estaba lleno de objetos maravillosos, había muchísimas exposiciones y una en especial que me encantó, sobre el vestuario de los 60. ¡Maravilloso! 

Por último, antes de acabar el día y volver a casa, me pasé por Merrion Square, para ver tan precioso parque; allí me encontré con una estatua de Oscar Wilde

Algunos de los sitios que visite esa semana son


U2 studio: el mítico lugar de origen donde U2 grabó su primer disco fue un paso obligado para mi y mi compañero de aventuras. Buscamos la dirección en internet y lo encontramos en una pequeña calle junto al canal, al sur del río Liffey. En la puerta había todo tipo de mensajes de agradecimiento, de gente de todo el mundo, a la banda por su música. Fue muy emocionante.

Dublin Castle: uno de los edificios con mayor importancia nacional de la ciudad, en él se realizan actos oficiales como la toma de posesión del presidente de Irlanda. Es un lugar precioso levantado sobre un asentamiento vikingo, con una capilla muy cuidada y digna de admiración. Disfruté muchísimo de la visita. Los jardines del Castillo también son una pasada.

Irish Rock n'roll museum experience: Se trata de un estudio de música situado en pleno corazón de Temple Bar. Este tour hace un repaso por toda la historia del rock irlandés, además de hablar sobre los artistas que han pasado por ese estudio. Esta visita te introduce dentro de los entresijos de la composicíón, fotos, backstage... Es como ser tú la estrella.

¿Quieres viajar y vivir una experiencia tan maravillosa como la mía? Contacta conmigo (dejando un comentario o mandando un mail a paraisoliteral@gmail.com y consigue descuentos especiales en cursos de idiomas con EF.

Hasta pronto

2 comentarios:

  1. que pasada!! me encantaria ir algun dia ^^

    besis

    ResponderEliminar
  2. Aisss que envidia me estas dando!!! jajajaj Un saludo, disfruta mucho!!! :)

    ResponderEliminar

No SPAM
seamos respetusoso entre todos
cualquier opinión es válida
^^ gracias por pasaros por aquí

Blog diseñado por Lhya
Mi paraíso entre libros © 2015