Snippet de Lady Midnight

domingo, 11 de octubre de 2015

Hola a todos,

A raiz de la portada de Lady Midnight, Cassandra Clare ha decidido complacernos un poco más dando a conocer otro trocito de Lady Midnight (a este paso nos enseñará el libro entero antes de publicarlo XD).



En sus redes sociales (a las que siempre está atenta) ha dejado caer esto:

(Fragmento original)
Ty lifted his face. He’d always had delicate features, more elfin than Helen or Mark’s. His father had said he was a throwback to earlier generations of Blackthorns, and he looked not unlike some of the family portraits in the dining room they rarely used, slender Victorian men in tailored clothes with porcelain faces and black, curling hair and names like Jesse and Rupert.
“Then what is it?”
Julian hesitated. The whole house was still. He could hear the faint crackle of the computer on the other side of the door.
He had thought about asking Ty to look into the poison. But that would require him to say,  I should be dead. The words wouldn’t come. They were like a dam, and behind them were so many other words: I’m not sure about anything. I hate being in charge. I hate making the decisions. I’m terrified you’ll all learn to hate me. I’m terrified of losing you. I’m terrified of losing Mark. I’m terrified of losing Emma. I want someone to take over. I’m not as strong as you think. The things I want are wrong and broken things to want. 
He knew he could say none of this. The façade he showed them, his children, had to be perfect: a crack in him would be like a crack in the world to them. 
“You know I love you,” he said, instead, and Ty looked up at him, startled, meeting his gaze for a flicker of a moment.



(Traducido por mi)
Ty alzó la cara. Siempre había tenido delicadas facciones, más élficas que las de Helen o Mark. Su padre habia dicho que el era un paso atrás hacia antiguas generaciones de los Blackthorns, y que no se parecía, al contrario que algunos de los retratos familiares en el comedor que raramente utilizaban, a los esbeltos hombres de la época victoriana que llevaban ropas hechas a medida, tenían cara de porcelana, negro pelo rizado y nombres como Jesse y Rupert.
-Entonces ¿Qué es?-
Julian vaciló. La casa entera estaba en silencio. Podía oir el leve crujido del ordenador al otro lado de la puerta. 
Había pensado sobre pedirle a Ty que mirara en el veneno. Pero eso habría requerido decir 'Debería estar muerto'. Las palabras no vendrían. Eran como una presa, y detras de ellas había demasiadas otras palabras: 'No estoy seguro de nada'. 'Odio estar a cargo'. 'Odio tomar decisiones'. 'Tengo miedo de perder a Mark'. 'Tengo miedo de perder a Emma'. 'Quiero que alguien asuma el control'. 'No soy tan fuerte como creeis'. 'Las cosas que quiero son cosas que están prohibidas y rotas'.
Él sabía que no podía decirle a nadie esto. La fachada que les enseñaba a ellos, sus niños, tenía que ser perfecta: una brecha en el sería una brecha en el mundo para ellos. 
-Sabes que te quiero,- Dijo, en su lugar, y Ty levantó la vista hacía él, sobresaltado, encontrando su mirada en una fracción de momento.

¿Opiniones?

Hasta pronto

1 comentario:

No SPAM
seamos respetusoso entre todos
cualquier opinión es válida
^^ gracias por pasaros por aquí

Blog diseñado por Lhya
Mi paraíso entre libros © 2015