Sally Green - El lado oscuro (Una vida oculta 01)

lunes, 29 de diciembre de 2014

Hola a todos,

Aquí vengo una vez más, para dejar un pedazo de las extrañas cosas que se me pasan por la cabeza… hoy con el principio de una trilogía (aunque yo al principio pensaba que era libro único) que viene dando mucho que hablar últimamente.

Lectores y lectoras, bienvenidos a mi reseña de El Lado oscuro



SINOPSIS:

Inglaterra, época actual. 
Nathan Byrn sabe que no es como los demás.

Aunque su madre era una respetada Bruja Blanca, su padre pertenece al linaje de los temibles Brujos Negros, lo cual hace de él un ser dividido que se debate entre la luz y las tinieblas.

Este origen no le permite integrarse plenamente a la comunidad Blanca, la cual lo trata con desprecio y recelo. El hecho de que Nathan sea, además, hijo de Marcus, el más temido y odiado de los Brujos Negros, sólo sirve para empeorar su situación.

El Consejo de los Brujos Blancos ha decidido someterlo a un control brutal para evitar que su lado sombrío se imponga. No obstante, llega el momento en el que Nathan decide convertirse en el dueño de su destino: será él y nadie más quien determine su camino.


AVISO SPOILER

Estructuralmente el libro está dividido en 6 partes, lo que hace fácil la lectura, en las que conocemos el pasado y el presente de Nathan, un chico, mitad brujo blanco, mitad brujo negro, en proceso de ser uno de los dos ¿cuál?... en torno a esa pregunta gira esta primera parte de la trilogía Una vida oculta.

Nathan es huérfano por parte de madre, y su padre está en busca y captura (dentro de la jerarquía de los brujos). Marcus, el padre de Nathan, es un brujo negro responsable de la muerte de un montón de brujos.

Ahora, los brujos negros han sido declarados Non-gratos, en el nuevo régimen de poder de los brujos negros, y Nathan, como Whet y código medio lo tiene muy complicado, además de estar constantemente bajo supervisión y vive en una continua pelea con el consejo de brujos y con su hermanastra mayor (hay mucha jerga en los libros así que te cuento: Whet, es como denominan ellos a los nacidos brujos que aún no han cumplido los 17 y por tanto aún no han determinado ni sus poderes y no son considerados adultos. A Nathan, lo denominan Código medio, por ser hijo de un brujo negro y una bruja blanca).

En la vida de todo brujo (blanco o negro) llega un momento que, al cumplir los 17 años, empiezan a ser considerados adultos, es entonces cuando un miembro consanguíneo de una generación anterior (es decir madre, padre, abuelo o abuela) le entrega tres regalos, y le susurra unas palabras al oído, en esta ceremonia el Whet pasa a ser brujo/a y desarrolla un don, que le servirá para encontrar una vocación.


La historia nos cuenta la vida de Nathan, de las injusticias que sufre, de las torturas a manos del Consejo y de su lucha por encontrar a su padre y convertirse en Brujo. Nathan sabe que las circunstancias están en contra. Después de pasar años durmiendo en una jaula, en medio del bosque, tras ser separado de su familia, para que el consejo le tuviera bajo estricta vigilancia, consigue escapar y busca a la única otra persona en el mundo que podría darle sus tres regalos sin contar a sus parientes, y así convertirse en un brujo.

En el camino conoce a Gabriel, Rose, Ellen… los cuales le transmiten pequeños conocimientos que acabarán salvándole la vida una que otra vez.

El argumento está bien, es una trama arriesgada y de momento me he quedado con ganas de saber qué pasará en la segunda parte. Nathan es un chico que ha pasado por todo tipo de problemas y desprecios (por parte de su hermanastra, por parte de sus compañeros, el consejo, su tutora…) todos tenían como único objetivo, utilizarle como carnada para llegar a Marcus.

Hay partes del libro que me han parecido crueles como poco. No puedo imaginar que alguien trate así a un chico que ni siquiera ha visto en su vida a su padre, y aun así, le culpen por lo que hizo (quiero decir: le torturan, le quieren mutilar, los golpean, lo fustigan… solo les falta utilizarle como sacrificio humano en un ritual religioso, aunque el destino que tenían pensado para él se acerca bastante a algo así).

Como todo adolescente, Nathan dirige su atención a la chica guapa de la clase, Annalise,  una bruja blanca pura, cuyo hermano le dará muchos problemas a Nathan.

Lo  que no me ha gustado demasiado es que a Nathan lo relaciónan (familiarmente hablando) con todo personaje “importante” durante la trama, y entre muertes y víctimas, acaban responsabilizando a su padre de todos los crímenes de la época y Nathan acaba pagando las consecuencias.

Arran es un resquicio de luz en la vida de Nathan, es su hermanastro, y él siempre le ha tratado como tal, creo que es uno de los pocos personajes que quiere realmente a Nathan y eso me ha gustado bastante.

Por otra parte tenemos a Clay, quién creo que, en esta historia, ocupa el lugar preferente en lo que se refiere al antagonista de Nathan. A partir de la segunda parte más o menos, nos damos cuenta de  que los Cazadores (algo así, como la policía de los brujos) están bajo las ordenes de Clay, y este, que está resentido porque la madre de Marcus (y abuela de Nathan) mató a su madre, tiene una animosidad especial, por capturar a Marcus.

El lío de familiares y rencillas se extiende mucho más allá de esta simple reseña, y si no te lees el libro te cuesta pillarla, porque al final, parece que quién más quién menos ha tenido problemas o roces con el vecino.

La historia de Marcus con la madre de Nathan me ha dejado toda loca, en serio, no entiendo eso de que se veían una vez al año y el resto del tiempo ella jugaba a la familia feliz con su marido. Y mientras Marcus, por ahí matando gente… ¿en serio?


Sea como sea, tengo ganas de saber que ocurre ahora, Nathan ya es un brujo (si queréis saber de qué clase, os leéis el libro ;D) y Annalise está en manos de Mercury (que se suponía iba a ayudarle)… ¡¡por qué lo ha tenido que dejar ahí!! Un capítulo más ¿no es mucho pedir no?

FIN SPOILER

Este libro es una puerta a un régimen de brujos y brujas totalmente nuevo, siendo sincera, no puedo evitar compararlo con Harry Potter, solo que Harry no era torturado y maltratado constantemente durante toda su vida.

El único problema que le he visto es que hay partes en las que la lectura se vuelve un poco pesada, pero se compensa con una trama ágil que no te deja un respiro para que asimiles la información, pues inmediatamente, tienes que estar alerta para descubrirá algo más del pasado/presente de Nathan.

Mi puntuación es un:


8/10

¿Alguno ha leído ya el libro?

 ¿Tenéis ganas de leer el siguiente?

Por favor, no dejes de comentar y hablarme de tu opinión sobre el libro ;D

También puedes escribir al mail del blog y dejarme saber qué piensas ;D

Hasta pronto

2 comentarios:

  1. Paso muy de puntillas que me tocó en un concurso y lo tengo por leer jeje

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola! Aquí tienes nueva seguidora :)
    Este libro me llama mucho desde hace tiempo y el hecho de no dejar de verlo por la blogosfera la verdad es que no ayuda mucho a sacármelo de la cabeza jaja Espero que me guste tanto como a ti. Un besote :)

    ResponderEliminar

No SPAM
seamos respetusoso entre todos
cualquier opinión es válida
^^ gracias por pasaros por aquí

Blog diseñado por Lhya
Mi paraíso entre libros © 2015